domingo, 1 de febrero de 2015

ADIOS AL AMOR.


Siempre quise ser una estatua de piedra que desafiara al paso del tiempo, a la soledad y al olvido. Mi propia carne y mis sentimientos hacen odiar cada segundo de mi vida.
Amores apasionados que dejan de responder. Silencios. Mentiras en formas de susurros. Ausencia.
Querer como me quieres no es querer. Es jugar. Jugar a ser tú mismo. Jugar al escondite donde yo me escondo y tú no me buscas...y luego dices sonriendo que no me encontrabas... y yo lo creía....

La vida se distingue entre los que llaman y los que esperan recibir esa llamada. Los que dicen que se alegran de oirte y los que lloran de emoción ante la llamada. Los que dan y los que reciben. Los que son egoístas y te acusan de débil y los débiles que siguen enamorados sin poder evitarlo. Los que te ignoran y te recriminan que les asfixias tan solo por esperar las migajas de su amor. Ese amor que venden como eterno y no es más que una quimera. Los que te echan de menos pero no dedican un segundo a hacerte feliz....

Y es que el amor no es dolor. Dolor es jugar a quererse y que uno de los dos se lo crea.

A veces quisiera ser la estátua cubierta de hiedra que desaparece lentamente en el jardín pero que en su eterna bondad da cobijo a seres inferiores del cual sirve de refugio. Insectos que encuentran el calor y el amor de un corazón de piedra capaz de dar mucho más que algunos corazones que laten....

Y mientras, miles de personas en la clandestinidad esperan una llamada, un mensaje, un gesto, una sonrisa...y todo llega a destiempo tras implorar ese poco de amor que no se le niega a nadie. Y las escusas se suceden como el agua de un riachuelo: siempre es lo mismo aunque nunca suene igual.

Y desconfia de quien daría su vida por ti y no es capaz de hacerte una llamada, una sorpresa o un mensaje que simplemente te diga "Me cuesta vivir sin ti....."
Cuando ves que cambió su foto social y te das cuenta que esa sonrisa que esboza sus labios no es para tí. Quizá no sea para nadie en concreto,pero no para ti.
Es entonces cuando un mar de dudas te estrangula como la hiedra al muro y la historia acaba de la misma manera para todos....Tú, que no has reibido amor, te lo has inventado todo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario